No digas que es imposible, mejor di que aún no lo has hecho.Proverbio japonés