Si te detienes pensando en el tiempo perdido, lo estás perdiendo de nuevo.