Usted podrá saber lo que dijo, pero nunca lo que el otro escuchó.Jacques Lacan