Después de un punto, viene un espacio y después de un espacio… ¡comienza otra historia!